En Chile, la noticia de Rafael Garay y la supuesta estafa no ha pasado desapercibida, ciertamente los medios de prensa se han encargado de recordarnos por ya casi dos semanas las aventuras de este señor de las finanzas.

Debo dejar en claro que bajo ninguna circunstancia justifico sus acciones, sin embargo con el pasar de los días ya causa sospecha el exceso de cobertura mediática que posee, tanta que ni siquiera Chang, que robó mucho más, le hace competencia.

¿Cual es la diferencia?

Para mi la clave fue hablar en contra de las AFP y contribuir de alguna manera a que la gente abra los ojos al respecto.

No es desconocido que las AFP son un gran negocio para unos pocos y cualquier amenaza puede generar el despertar de los instintos mafiosos de aquellos grupos de poder. Ni siquiera los políticos se meten con las AFP, pero Garay lo hizo y a mi entender, los grupos interesados están aprovechando de hacer leña, pellet, chips y todo lo que puedan de ese árbol caído.

Con lo anterior no estoy diciendo que por culpa de las AFP Garay hizo lo que la prensa dice, al contrario, eso es un tema por el cual tendrá que rendir cuentas, sin embargo las prensas no pararan hasta que en el inconsciente de la gente quede grabado que todos aquellos que hablan contra el sistema son unos chantas.

Como tema aparte tenemos a Gino Lorenzini, creador de Felices y Forrados y el cual debe estar vigilado muy de cerca, con buitres, porque al primer error, los grupos de poder ser encargarán de hacerlo pedazos, dejando en el olvido cualquier cosa o idea que atente contra el negocio de los poderosos.

Finalmente y a pesar de no compartir la filosofía de don Luis Mesina, debe ser otra piedra en el zapato. Cuando le descubran una amante, una robo de vuelto del pan o un viaje a algún club de chicas perversas, nuevamente comenzarán las maratones informativas, pasando al olvido cualquier idea.

Como verán, los errores de unos, son muy bien aprovechados por otros y nosotros en vez de concentrarnos en los que realmente están guardándose el país en el bolsillo, simplemente apagamos el cerebro y esperamos el último capítulo de la teleserie de moda llamada “Garay y sus chicas”.

One Thought to “El efecto Garay”

  1. clementillo

    wena compare, totalmente de acuerdo con ud, le faltó mencionar a Parisi no ma y tendríamos a todos los marcados por el destino por haber hablado contra las afp, recordemos que por unos calzoncillos de 10 lucas el canal de Luksic lo crucificó ante la opinion pública como el peor de todos pero a “don” ricardo lagos ahora lo muestran como un adalid de la probidad cuando en su gobierno terminó de regalarle Chilito a toda puta empresa extranjera, y exenta de impuesto, logicamente porque en las propias palabras de lagos (que se las pidió prestadas a algun conocido miembro de la derecha politica) “eran las reglas del juego” jajjajaj, excelente artículo, saludejos 😀

Leave a Comment