Chile, los jaguares de América

Cuando hace algunos años se dijo eso, seguramente se basaron en parámetros económicos, ya que si se trata de evaluar la educación, somos con suerte unos gatos mojados.

Para comprobar esto me basto solamente con hacer un viaje y observar con detenimiento mi entorno.

  • En un horario con alta temperatura dentro del metro de Santiago, se sube una dama con un bebé, pero hay que despertar a los “dormidos” para que den el asiento.
  • En el terminal de buses, se informa por altavoz que por ley, no está permitido fumar en el recinto, sin embargo parece que a nadie le importa, ya que fuman igual.
  • Las filas para comprar pasajes parecen poco importar, siempre el mas “vivo” se hace el loco y sin importar lo que piense el resto, se salta las filas.
  • Si no me equivoco está prohibido beber alcohol sobre los medios de transporte público (buses), aun asi, se suben 3 personajes y se ponen a brindar a viva voz (nadie dice nada).
  • Luego viene lo mejor, un pastel escuchando rock con su celular a todo volumen ( El grupo era bueno, pero el celular sonaba demasiado agudo ). Poco importa que es viernes, que la semana ha sido complicada y mucha gente va cansada rumbo a casa.
  • La cultura flaite se hace presente y poco importa invadir el espacio de los demás, si vemos algo lindo hay que rayarlo, ya sean pinturas, monumentos, autos, etc. Aun recuerdo a los grafiteros que cayeron en Perú, por mi que los hubiesen sentado en la pica.

    Poco a poco los ingresos per cápita de los chilenos van en aumento, aumenta el gasto en educación, pero mi Chile sigue igual.

    Creo que volveré a Inglaterra 😀

    Ingeniero, enfocado en la familia y el cliente, emprendiendo y capitalizando lo aprendido por años.

    Leave Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    %d bloggers like this: