La tecnología apple es fantástica, sin embargo aveces se cae en detalles de diseño fundamental y un ejemplo claro son los cargadores MagSafe, el uso de estos sin el cuidado adecuado hace que el material (cable) tienda a fatigarse hasta el punto de sufrir cortes en su interior. En el mejor de los casos el usuario se da cuenta cuando el cargador deja de operar en ciertas posiciones del cable, sin embargo hay algunos que insisten en usarlo hasta el punto de generar un cortocircuito que deja inutilizable el cargador.

Mi experiencia personal me ha permitido observar 2 cargadores cortados en el mismo punto y con uso bastante normal (no estoy hablando de tirones sino de cortes causado por usarlo con el cable en posiciones cercanas a los 90º).

Lo que la imagen muestra es la zona exacta en donde mi cargador original se cortó y el de un amigo, sin embargo luego de investigar un poco pude notar que no son casos puntuales.

La otra zona sensible es el extremo del conector, los antiguos cargadores estilo “T” poseían un diseño que hacia bastante fácil generar cortes internos, sin embargo el nuevo diseño estilo “L” ha corregido en parte ese problema, inclusive existe un programa de recambio en estados unidos.

Los cargadores en estilo L evitan los cortes en el lado del conector, sin embargo el otro extremo sigue siendo vulnerable, por esta razón es fundamental ser cuidadoso con el uso y procurar usarlo siempre en posición recta. En mi caso he optado por una solución práctica.

Otra solución preventiva del tipo termocontraible que voy a cotizar para ambos extremos. AQUI UN DATO

Ingeniero, enfocado en la familia y el cliente, emprendiendo y capitalizando lo aprendido por años.

Dedico algo de tiempo a compartir con ustedes mis experiencias sobre informática y tecnología porque en mas de una ocasión fui yo quien aprendí de otros a través de sitios como este.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.